Una segunda oportunidad para Twitter (Parte 1)

Hola, Schule!

Hoy tengo una confesión que hacer: NO me gusta Twitter.

Cualquiera que me conoce sabe que soy una entusiasta de las redes sociales. Me pueden encontrar en Pinterest, Instagram, Facebook, Youtube

¿Y en Twitter? Nada.

Ni siquiera yo sé las razones por las que esta herramienta no me atrae para nada. Tal vez sea por su estética, o por el límite tan estricto de caracteres, porque lo considero aburrido.

Pero este es el año de salir de la zona de confort (para mí y para mi gran equipo de Cohort Goethe), así que mi desafío personal es darle otra oportunidad a esta red social de la que todo el mundo habla con tanto entusiasmo.

 

Esta soy yo en Twitter HOY.

8 cuentas que sigo;

5 seguidores…

CERO tweets.

 

Mi pregunta es ¿qué pasará de acá a tres meses? ¿seguirá igual? ¿estaré más activa en esta red? ¿me volveré una tweet-star? 😛

Todavía no lo sé.

Lo que sí sé es que este año voy a tratar de encarar esta herramienta como una ayuda para la red de aprendizaje, de intercambio de información, de contacto con colegas de diferentes partes del mundo, de documentación…

Las posibilidades son muchísimas. Por eso, mi meta es aprender lo que esta herramienta puede proporcionarme para decidir si quiero utilizarla o no.

 

Pasar de esto…

via GIPHY

 

A esto…

via GIPHY

Por eso, ¡los invito a acompañarme en este proceso a través de este Blog!

Con cariño,

Marianita

 

4 Comments

  • Evelina Mahler commented on febrero 25, 2019 Reply

    Me pasó lo mismo. No me gustaba twitter. No por un tema estético, sino porque no entendía a quién le podía interesar una red social en la que el trending topic era marcelotinelli. Así la abrí en 2010 y no supe a quién seguir ni qué decir. Ponía tweets del tipo “con calor en el subte”. Y nadie lo leyó. Seguí a Alfredo Caseros y a Roberto Petinatto. Una competencia de decir idioteces.
    Y en febrero de 2017 lo retomé con Silvia y el cohort, y se me abrió un nuevo mundo. Reemplazó mi google alerts que usaba para mantenerme updated con los temas de actualidad que enseño. Además me abrió un horizonte de de educadores que están implementando cambios increíbles e impensables. Conocí libros y leí papers que saqué de colegas en twitter. Me enteré de cursos y webinars, de las últimas estadísticas en salud, un montón de cosas.
    También está el lado B: como toda red social, hay entre nuestra red de educadores una cuota de narcicismo. Y acompleja. La docente que decidió no poner más ninguna nota, ni exigir plazos de entrega, ni evaluar por escrito y a fuerza de amor y feedback logra alumnos motivados y enamorados del aprendizaje que van al colegio a tener el mejor momento del día. Y por más esfuerzos que haga, hay grupos que no enganchan, y es frustrante y siento que no tengo nada que aportar.
    Por eso nunca pasé del nivel de “lurker” en twitter, o apenas intenté pasarlo. Tengo un recorrido todavía, pero por ahora estoy bien así. Cada uno toma o deja lo que le sirve en el momento. Suerte en twitter!

    • marianita commented on febrero 26, 2019 Reply

      Esa docente que -según ella- no pone notas, ni plazos de entrega, ni evalúa por escrito e igual logra que todos se motiven y amen su materia y vayan al colegio a pesar de no tener faltas y amenelaprendizajeysalvenalmundoycurenelcancergraciasalaclasedeanalisissintacticoqueellalesdio…….. MIENTE. 🙂 jaja
      Démosle una oportunidad al Twitter, pero no a la hipocresía!
      Besos

    • marianita commented on marzo 9, 2019 Reply

      Esa docente que -según ella- no pone notas, ni plazos de entrega, ni evalúa por escrito e igual logra que todos se motiven y amen su materia y vayan al colegio a pesar de no tener faltas y amenelaprendizajeysalvenalmundoycurenelcancergraciasalaclasedeanalisissintacticoqueellalesdio…….. MIENTE. 🙂 jaja
      Démosle una oportunidad al Twitter, pero no a la hipocresía!
      Besos

  • Silvia Rosenthal Tolisano commented on marzo 5, 2019 Reply

    @Mariana
    Acá comparto diferente etapas de conectarse a través de Twitter
    7 Degrees of Connectedness

    Con entusiasmo seguiré tu viaje en Twitter 🙂

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Abrir la barra de herramientas