Aprendiendo con el otro…

Este es mi primer año de trabajar en forma permanente en dupla pedagógica. Somos dos docentes con trayectoria y experiencias distintas. Aprendo,día a día, a buscar acuerdos con mi colega.

 

Aprendo a ver, en el otro, cómo manejar estrategias y metodologías.

Aprendo a observar al otro, con tiempo y, a hacer mi propio análisis.

Aprendo a motivarme desde otro lugar y alimentar con entusiasmo, la tarea diaria.

El otro día, caminando con los niños por el edificio, descubrieron los matafuegos y los carteles que allí se encuentran. Nos detuvimos, los observamos y mi compañera explotó los conocimientos que los niños traían incluyendo algunos aportes personales.

El silencio y el interés en el grupo fue maravilloso. Buscaron luego el próximo matafuego y explicaron lo aprendido y, aprendieron algo más.

Yo aprendí que es un lugar que recorro casi a diario con niños y que nunca presté esa atención. Me maravillé de mi compañera en esta dupla pedagógica…aprendí con ella….

ES FANTÁSTICO 

1 Thought.

  1. @Mónica
    Aprender a observar no viene naturalmente muchas veces… Es una habilidad que uno tiene que ser consciente y después desarrollar… tal como mencionas no se trata de solamente observar, pero también de reflexionar.
    Tu blog post muestra en forma perfecta ese “flujo” de observar y reflexionar con esa anécdota del los mataguegos.
    Con tu documentación compartida estás extendiendo/ampliando todavía más ese flujo.
    ES FANTÁSTICO 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Abrir la barra de herramientas