VEO VEO

 

La propuesta fue hacer un Twitter chat de una hora con un grupo de personas acerca de cuentos digitales en la sala de computación..

Al llegar allí ví y sentí en mí y en otros el “susto” por no saber a qué nos enfrentábamos.

Esperaba explicaciones y ví que no las había.

Miré a mi alrededor y me sentí realmente perdida….esperé y la actividad comenzó… si no me animaba, el Twitter chat, para mí quedaba atrás …

Todos estaban compenetrados en sus IPADS….yo decidí tocar y probar y dar lo mejor de mí .

Entendí que las preguntas venían en forma consecutiva y lenta. Entendí que se usaba Q y A para preguntar y responder. Nació en mí otro entusiasmo. Ví que comenzaba a tomar otra confianza y me encerré en mis “pequeños grandes logros”.

Ví que el tiempo pasaba rapidísimo y sentí que no quería cerrar la actividad…aprendí a utilizar #para responder a colegas y mi entusiasmo creció…

 

Fue una experiencia increíble. Ojalá se repita.

 

1 Thought.

  1. @Monica
    Es bueno volver a sentirse como los alumnos… entrar cada día a la sala… preparado de aprender cosas de que no sabemos nada… Es bueno recordar y tener empatía cuando nuestros alumnos dan “lo mejor de ellos” y que cada uno de nosotros aprendemos a nuestra propia velocidad.

    Me encanta la expresión: “pequeños grandes logros”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Abrir la barra de herramientas