Zona de confort

Debo confesar que este post está en mis borradores hace unos cuantos meses.. Creo que el motivo está en que no encontraba la imagen adecuada para acompañarlo. Pero al fin aprendí cómo hacer “sketchnotes” y algo salió. Aquí comparto una reflexión que lleva tiempo en mi cabeza y busco otras opiniones:

Hace un tiempo que la frase “salí de tu zona de confort” me hacía ruido. Más bien, me enojaba. ¿Por qué tengo que salir de donde yo me siento cómoda? ¿Por qué tengo que hacer cosas que no son de mi agrado? ¿Por qué tengo que hacer cosas para satisfacer a los demás antes que mis propias necesidades?

Recientemente tuve una experiencia que me permitió entender el porqué de mi enojo. Me di cuenta que a lo que la mayoría llama “zona de confort” no significa lo mismo para mí. Creo que uno está aprendiendo todos los días, a veces más, a veces menos. Uno aprende cuando algo le interesa, cuando se siente auto-motivado, cuando tiene ganas de aprender. En mi caso en particular, agregaría que prefiero trabajar en equipo, me da seguridad, tranquilidad y siento que puedo rendir más. Para mí esa es mi zona de confort.

Por lo tanto, cuando alguien me decía que tenía que salir de allí, significaba todo lo contrario. Hacer cosas que no me agradan, sentirme incómoda, exponerme cuando aún siento inseguridad, entre otras.

Hablando con colegas y amigos, pudimos coincidir en ciertos aspectos, pero algunos me decían que igual había situaciones que me iban a desafiar y disgustar. Estoy de acuerdo con esto, porque siempre se presentan desafíos ante uno, pero queda en esa persona cómo se lo toma.

El modelo de “zona de confort” que planteo pretende un constante movimiento, permanente cambio, pero sin incomodidades, por el contrario, encuentra la comodidad en el avance, ya que de otra manera se caería.

Quiero aclarar que, en mi opinión, todos tenemos nuestra propia “línea de dominó” y avanza a nuestro ritmo y este debe ser respetado.

Queremos enseñarle a nuestros niños a reconocer sus fuertes, a motivarlos para aprender lo que sea, que vean en cada situación una oportunidad de aprendizaje, para crecer como persona. A nosotros, que no tuvimos la suerte de ser educados de esa manera, quienes aprendimos que para que valga la pena debíamos sufrir, y que las cosas había que aprenderlas tal y como las enseñaban los docentes, nos resulta difícil esta última parte. No nos enseñaron a ser personas auto-motivadas, que aprender es algo placentero y por el bien de uno.

También se pone en juego el miedo a nuevos desafíos. Lo que pude entender, en mi corta trayectoria como profesional, que no estamos solos. Siempre vamos a poder pedir ayuda de cualquier cosa, porque siempre va a haber alguien que sabe. Así también habrá gente que no sabe de algo que nosotros sabemos bien y podremos ayudarla.

 

One thought on “Zona de confort

  1. @Sabine
    Me alegro muchísimo que fue el sketchnoting que te dió el empuje para poder aclarar/profundizar ese tema de la zona de confort y poder hacer tu punto de vista visible para el resto de nosotros.
    Todavía más me gusta que NO ESTÁS siempre de acuerdo con todo… que te enojas… que estás buscando maneras de conectar lo que tiene sentido para vos!

    Ese tema de la zona de confort y que tiene que ver con nuestro aprendizaje es super interesante y tenemos que seguir profundizandolo!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *