Capacitación de alemán (kiga y primaria)

Hoy, 25/02, tuvimos la capacitación de alemán junto con algunas docentes de primaria. El tema a tratar fue “phonologisches Bewusstsein”.

La capacitación comenzó con la presentación de las nuevas docentes, tanto de primaria como de jardín, y por supuesto, del tema.

Hicimos un par de juegos corporales para entrar en ritmo y soltarnos un poco.

Uno de los puntos a trabajar fue “der passive Wortschatz” (lenguaje pasivo), donde nos dejaron en claro la diferencia entre ”hören” y “zuhören”. El primero se refiere únicamente al sentido de oír, totalmente dependiente de la salud biológica de la persona. En cambio, el segundo, se refiere a la capacidad que se adquiere a través del aprendizaje y que requiere concentración y atención.

A continuación, nos hicieron escuchar una canción en japonés, preguntándonos luego qué habíamos entendido. Lógicamente, nada. Algunas pudieron expresar hipótesis, a partir de lo que sintieron en base a la melodía, pero estas fueron todas erróneas. Lo que nos demostraron a través de este ejercicio, fue que necesariamente hay que conocer un poco de vocabulario para poder entender algo en una lengua desconocida.

También nos dijeron, que las experiencias directas/vividas permiten aprender mejor, es decir aquellas que involucran todos los sentidos. Cuando hablamos y nos expresamos en un idioma que no sea el materno a un niño, no solo debemos hacer uso de la voz, sino de todo el cuerpo.

Otro concepto expuesto fue la “auditive Merkfähigkeit” (la capacidad de poder recordar fonemas). Nos volvieron a repetir la importancia de inventar palabras (en lo posible de tres sílabas), palabras mágicas sin sentido, ya que así los niños comienzan a ejercitar el cerebro para luego poder aprender con mayor facilidad el idioma extranjero.

El último tema que se trató, fue la “Förderung des aktiven Wortschatz” (la estimulación del vocabulario activo). La mejor forma de lograr esto sería a través de las rimas, utilizando siempre gestos y mímica.

Las capacitadoras nos dijeron que, si bien en algunos casos es importante que los niños aprendan oraciones de memoria, debido al correcto uso sintáctico (ej.: “ich möchte auf die Toilette gehen”), hay otras rutinas que no necesariamente tienen que decirse siempre igual, ya que los niños captan palabras clave y logran entender la frase a través de ellas (ej.: “hol deine Schere”, “Wir holen jetzt die Schere”. Palabra clave= Schere)

Sin embargo, la máxima importancia debe estar en la pronunciación. Ésta puede corregirse a través del “eco”, en el cual se repite lo que dice el niño, a través de una pregunta, marcando la pronunciación correcta.
6A07E2C1-68CA-4915-A78D-6E0D1F229E55-1sc3m53

Una idea que nos dieron fue, que usemos el lenguaje “cómic” para reforzar vocabulario. Este utiliza muchas onomatopeyas y pocas palabras claves para contar acontecimientos, lo cual lo hace más fácil para los niños, quienes pueden utilizarlo personalmente. (Ej.: “Auto brummmm, brummmmm. PUM… Baum)

Como conclusión personal, creo que todavía tenemos mucho por aprender, pero con más capacitaciones (mismo de nuestras colegas que tienen un buen manejo del tema) vamos a poder realizar un mejor trabajo. Sobre todo, aprender más recursos sobre cómo fomentar la buena pronunciación a través de ejercicios, etc.

 

 

 

 

 

 

 

¿Twittear? ¿Qué es eso?

”No, no uso twitter”

“No, no quiero usar twitter”

”No, no sé para qué sirve”

No, no, no y no. Siempre la misma respuesta para esta red social. Que difícil resulta abrir la cabeza cuando uno se encuentra en la ignorancia.  ¿Pero no es mejor darle una oportunidad, aunque sea para saber de qué se trata?

Este año me espera lleno de desafíos. Uno de ellos: twitter. Siempre estuve muy negada a esta red social, más que a las demás. Pero de a poco le voy encontrando sentido y este rechazo comienza a diluirse. La simple idea de pensar en la conectividad que ofrece me parece increíble. Poder conectarse globalmente con personas que comparten mis mismos intereses, de quienes pueda aprender como también viceversa, es algo que para mí es totalmente nuevo, y sin embargo es el mundo en el que vivo. Por eso me resulta  importante conocer todas las  posibilidades, ya que no solo es nuestro mundo, sino al que se suben nuestros niños, quienes precisan nuestro acompañamiento.

Espero poder aprender a usarlo productivamente a lo largo del año.

Goethe Cohort

El lunes pasado comenzamos con la famosa “Capacitación Tolisano”. Si bien había escuchado los comentarios de mis colegas diciendo “te abre la cabeza”, “es lo más”, “aprendes un montón”, entre otras, seguía pensando en “al fin voy a aprender a usar el blog”. Hoy, a tan solo tres días de haber comenzado, puedo reconocer que no tenía idea a lo que me estaba enfrentando, que es mucho más que solo “usar blog”.

Sí, voy a usar blog. Pero esto no es lo importante. Lo importante es que voy a aprender a documentar mis aprendizajes y compartirlo con colegas en principio, con el mundo más adelante. El blog en sí, es tan solo una plataforma que me facilita la tarea.

Poder documentar y reflexionar sobre nuestras acciones nos permite hacer un cambio de mentalidad: una mentalidad de crecimiento. Buscando siempre nuevos desafíos, pero también aprender de los demás. Según Silvia “salir de la zona de confort”. Yo le daría una “vuelta de tuerca” a esto, ya que creo que no se trata de salir de la zona de confort para aprender, sino que habría que integrar el aprendizaje a nuestra zona de confort. Estamos hablando de provocar a los ninos para que tengan ganas de aprender a través de la auto-motivación y auto-dirección. No deberíamos hacer lo mismo con nosotros mismos, con nuestros colegas? Incentivarnos a seguir aprendiendo y creciendo?

 

 

Inspiración

 

Muchas veces, en la vorágine de la vida cotidiana, no nos detenemos particularmente a observar cada alumno. Vemos a toda la sala como un único conjunto que debe alcanzar un mismo objetivo. Pero, como bien afirma Catalina, creo que es importante poder mirar a cada uno como sujeto individual, poder ofrecerle herramientas para que descubra sus fortalezas de forma autónoma, despertando la auto-motivación, pero también, fortaleciendo su autoestima.

Casualmente esta imagen viene con una cita de Albert Einstein, que, en mi opinión, se relaciona íntimamente con la cita de Catalina. Traduciendo: “No se puede juzgar a un pez por no saber treparse a un árbol, ya que viviría toda su vida creyendo que es estúpido”