Book Club: “DITCH, that textbook”

Are you ready for a change?20161010_160035

En este libro el autor cuenta en primera persona desde su experiencia docente, cómo se vio obligado a modificar su manera de enseñar para mantener el interés de sus estudiantes por aprender, y el suyo, por enseñar.

Así es que describe cómo cambiar e incorporar prácticas para que sean:

D ifferent:  a lo que los estudiantes ven a diario

I nnovative: generando nuevas ideas o bien modificando las de otros

T ech-laden: con el uso de sitios web, recursos digitales y dispositivos tecnológicos

C reative: aprovechando ideas originales de los estudiantes o bien las propias

H ands-on:  alentando a los estudiantes a hacer e intentar por su cuenta

Vale la pena conocer de qué manera sencilla y creativa se pueden introducir recursos y herramientas digitales que hacen más innovadoras y atractivas las clases, y mantienen motivados e interesados a los estudiantes.

Especialmente novedoso  me resultó la incorporación, al final de los capítulos, de códigos QR que dan acceso a páginas de interés y amplían la información que brinda el libro, al tiempo que abren un espectro de más ideas.  Buen recurso.

Aquí a modo de ejemplo:

 

2 thoughts on “Book Club: “DITCH, that textbook”

  1. @Uschi
    Cada vez más se ve en los libros esos códigos QR para extender el contenido del libro, pero también para poder poner el contenido al tanto, ya que mucho cambia tan rápido. Los códigos QR son una manera de poder agregar o cambiar enlaces, sitions, recursos, videos, audio, etc. DESPUES que el libro se publicó.
    Cómo podemos imaginar de usar estos códigos QR con nuestros alumnos y la comunidad escolar?

  2. @Silvia
    He visto usar estos códigos en las aulas para la autocorrección, y me pareció un muy buen recurso.
    Creo que hay que ser creativo y pensar en otros usos que se le puede dar: documentación administrativa, reglamentos internos del colegio, información adicional para los alumnos cuando se les entregan hojas de actividades para resolver… y preguntarles a ellos en qué más se podría aplicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *