¡Y el desafío en “Twitter” llegó a su fin!

Luego de tres semanas intensas, ¡logré terminar el desafío en Twitter!

Si bien al principio me incomodó, logré enfocarme y disfrutar del mismo.  Además, aprendí a pedir ayuda o consejos cuando lo creí necesario.

Este desafío me permitió también conocer un poco más a las colegas que me acompañan en este cohorte, ver que tienen las mismas inquietudes, dudas, aciertos, muchas ganas de aprender, seguir capacitándose, compartir estrategias, reflexiones y consejos.

Lo bueno es que nunca dejamos de aprender, creo que es una de las características más ricas de nuestra profesión.  Lo digo porque nunca había hecho una encuesta en Twitter. Busqué información en YouTube, pregunté, etc.

Ahora voy a disfrutar de este momento y sé que prontito deberé enfrentar otros desafíos, en este camino de interminables aprendizajes…

¡Una semana de desafíos cumplidas!

Y la primera semana en el Twitter  llegó a su fin…

Finalmente disfruté los desafíos de la primera semana.  Logré relajarme, consultar con mis colegas, pedir ayuda y consejos.  De eso se trata, de avanzar sin miedo  a ¡e-qui-vo-car-me!

Realmente fue una semana complicada debido a que justo coincidía con el cierre de trimestre, de boletines, citación a padres, pero lo primordial es saber organizarse y aprovechar los tiempos.

Ahora, más relajada, puedo sentarme a escribir y disfrutar del nuevo desafío semanal que me espera.

¡Desafíos!

Hoy comencé un nuevo desafío, el cual durará 15 días!  ¡Sí, 15 días!

Día 1. El primer desafío: ¿Cómo ser un aprendiz para tus alumnos?

¡Hoy comencé el primer desafío que realmente me incomodó!  ¿Por qué?  Porque me considero una persona a la cual le gusta explayarse en sus reflexiones.  Pensando que sería dentro de todo fácil de llevar a cabo, encendí la computadora, leí la propuesta, tomé una hoja, pensé acerca del desafío propuesto, escribí, borré, volví a escribir y una vez que quedé conforme ante mi respuesta, me dí cuenta que ¡debía respetar el tema de los 280 caracteres!  ¡Oh! ¡No!

Comencé a escribir mi reflexión y mientras lo pasaba veía que el circulito comenzaba a cerrarse y todavía no había llegado al núcleo de mi mensaje.  Desesperación, borré.  Tomé nuevamente mi hoja borrador e intenté sintetizar.  Pero sentía que no lo lograba.

Esta situación, me permitió darme cuenta que tengo un impedimento en cuanto a la nueva forma de escritura, de comunicación.  Como no podía lograrlo, recurrí a varios colegas que utilizan Twitter y escuché cada una de sus opiniones.  Pero hubo una colega, que me dio unos tips increíbles.

Pero luego de respirar varias veces, decidí tomar nuevamente mi hojita borrador y probar una vez más.  Y así lo hice.  ¡Logré cumplir con el 1er desafío!  Sentí mucha alegría, aunque en realidad no quedé conforme con mi mensaje.  Con mi reflexión final.

En conclusión… 1) creo que necesito indagar más en cuanto a la forma de escribir un Tweet.

2) ¡Qué bueno poder contar con colegas expertos en el tema!

Bueno, ¡misión cumplida!  Y ahora me enfrentaré al 2do desafío…¿lo lograré?

Pinterest

Un nuevo encuentro y una nueva propuesta, “Pinterest”.

Si bien tenía algo de conocimiento sobre esta plataforma la cual permite crear y administrar en tableros personales intereses propios, como ser fotografías, hobbies, etc, el desafío o la pregunta que me hago sería ¿cómo conecto esta plataforma con los contenidos que debo enseñar a mis alumnos? Es un sin fin de preguntas, ¿cómo lo relaciono?   Una de sus finalidades, es conectar a todos de acuerdo a sus intereses.  Y a veces siento que la escuela, su estructura y contenidos, están tan alejados de esta realidad que nos supera cada día.

¡Qué desafío se nos presenta como educadores del presente!   Pero es hora de actuar, de animarse al cambio y a la conexión.  Sí, creo que es importante que la escuela nos permita y se permita animarse a los cambios profundos que este presente nos demanda.

¿Cómo se lograría?  propongo tiempo de trabajo en equipo, capacitación constante, acuerdos, y animarse a más.  ¡Ser creativos!  Los docentes somos aprendices todo el tiempo y está en nosotros comenzar ya.

 

“Una metodología y un medio”.

Hoy volví a retomar la lectura de “Nuevas formas de leer y escribir” , artículo que recomiendo en Ampeduca. https://ampeduca.com/es/nuevas-formas-de-leer-y-escribir/  y me quedé pensando acerca de la responsabilidad que tengo como docente, en la alfabetización digital, para el futuro de mis alumnos.  Si bien soy una docente formada en la alfabetización análoga al 100%, soy consciente que el  cambio es hoy, no hay vuelta atrás. ¿Y por dónde comenzar? Reflexionando acerca de mi trabajo en el aula, una herramienta que utilizo es el “Google Clasroom” y un tema que me interesa es cómo el trabajo colaborativo impacta realmente de manera positiva en el aprendizaje de mis alumnos.

Traté de conectar una metodología y un medio, el trabajo colaborativo y su importancia, como así también la utilización de los recursos tecnológicos.  Pensé llevarlo a cabo a través de un tema del área de Cs Sociales.  “La Revolución de Mayo de 1810”, tema que nos corresponde trabajar en 5to, ya que somos responsables de llevar adelante el acto institucional.

Ya habíamos compartido lecturas acerca del tema, de su importancia y su real significado, pero era hora de plasmarlo dentro de un documento compartido.   Primero armamos los grupos de trabajo, se repartieron los roles y sus tareas.  Les pregunté qué significaba que el documento compartido era un “documento vivo” y sus respuestas me sorprendieron.  Me respondieron que podían trabajar todos al mismo tiempo, que podían modificar el trabajo a medida que avanzaban, que yo podía corregirlo y hacerles comentarios.

Una vez que los grupos fueron conformados y comenzaron a trabajar, surgiendo los primeros inconvenientes, ya sea ponerse de acuerdo acerca de la información que necesitaban para responder a las consignas, había alumnos que no lograban concentrarse y por lo tanto distraían a sus propios compañeros de grupo, cómo insertar un cuadro para organizar la información seleccionada, etc.  Al principio recurrían a mí, pero a medida que les recordaba acerca de la importancia del trabajo colaborativo, de la responsabilidad que cada uno tenía, y de la posibilidad de consultar a otros grupos, esa concientización fue dando sus frutos positivos hasta lograr un ambiente de trabajo delicioso, lleno de calma y concentración.  A medida que avanzaban iban estrechando lazos de pertenencia al grupo y eso permitía llevar adelante el trabajo emprendido.  Nuevamente esto me llevó a reflexionar acerca de la responsabilidad de mi tarea como ser, implementar, coordinar y  orientar a mis alumnos para alcanzar a través del trabajo colaborativo, un objetivo en común.

“Un nuevo encuentro, una nueva reflexión”.

El lunes 25 de marzo tuvimos con Silvia la primera videoconferencia.  Y en esta ocasión conversamos acerca del copyrigth.

Como sabemos el copyright se refiere al derecho de copia, de autor y todo lo que ello implica.  Pero, a medida que Silvia compartía sus experiencias con respecto al tema, fui reflexionando acerca de la inmensidad del material que podemos encontrar en las redes, de la importancia de la enseñanza del uso y del cuidado de ese material a nuestros alumnos.

Es un escalón más en la educación y en la responsabilidad que nos compete como adultos, encargados de llevar adelante la alfabetización digital.

 

 

Comenzamos con hábitos y rutinas.

¡Hábitos y rutinas!

Hoy ha sido un día muy especial, se preguntarán ¿por qué?, porque hemos comenzado las clases en la Goethe Schule.  Nervios, expectativas y un sin fin de sentimientos.

Todo comienzo requiere de la creación de hábitos  y rutinas, ya que las mismas les brindan seguridad a nuestros alumnos.  Al llegar al aula de 2º “E” observé la falta de orden para comenzar a desarrollar las actividades planificadas.  Aquí les muestro algunas fotos.

 

         

Viandas y mochilas desordenadas.  Cajas mal ubicadas, ¡Por donde comenzar!

Entre todos pensamos, por qué es tan importante mantener el orden en nuestra aula, así como también, el poder trasladarnos en ella sin inconvenientes.  ¡Manos a la obra!

      

Decidimos qué espacios podríamos utilizar y qué haríamos con los materiales traídos desde casa.

   

Como en el aula contamos con casilleros, decidimos identificarlos para poder guardar los materiales traídos.     

Y luego de mucho trabajo, ¡lo conseguimos!  Eso sí, nos comprometimos a seguir esta rutina durante todo el año, ¿lo lograremos?

¡Seguro que sí!

           

Y ahora… Las cuentas de Twitter.

Un nuevo desafío…las cuentas de Twitter.  Hoy puedo decir que ha sido mi primer acercamiento a esta nueva herramienta de comunicación.  ¿Por qué lo considero un desafío?  Porque había escuchado comentarios sobre el mismo, pero no sentía la necesidad de utilizarlo.  Pero hoy, 22 de febrero, nuevamente Silvia ha plantado la semillita de la curiosidad en mí.  ¿Será productivo para mi trabajo?  ¿Me servirá, aprenderé algo con él?  Son preguntas que surgen en mí.

En el Cohort de hoy, hemos visto las diferentes cuentas de Twitter.  He podido ver la inmediatez de las respuestas, del acercamiento de la información, de las ganas y el entusiasmo que tienen otros colegas para colaborar y sumar un plus al trabajo de los demás.

De todas maneras, me siento abrumada, ya que me surgen diferentes preguntas y creo que la principal de ellas es, ¿podré valorarla realmente como una herramienta de conocimiento y de apoyo hacia mi tarea?  Veremos, veremos, después lo sabremos… 

Podés encontrarme en Twitter @veroeduca71

Un cambio valiosísimo para mí.

¿Qué significa para mí el Cohort Goethe?

En un principio significó salir de mi zona de confort, desestructurar mis pensamientos y sobre todo atreverme a experimentar.  De la mano de Silvia y del grupo de colegas, tomé conciencia de la necesidad del cambio en mi labor profesional.  La responsabilidad de atender a las necesidades de estas nuevas generaciones. ¿Pero cómo llevarlo adelante? A través del trabajo en equipo, la colaboración, la comunicación, el saber y estar dispuesta a probar, equivocarme y reformular mis ideas.

Con respecto a mis alumnos, qué importante es que ellos reflexionen sobre su propio aprendizaje, que se pueda hacer visible el pensamiento mediante la documentación del mismo.  Pero para llegar a ese objetivo, será necesario llevar adelante la utilización de aquellas herramientas que estoy conociendo en este cohort.

 

Para mí es todo un desafío, un camino que no tiene retorno…

Somos todos diferentes.

En ocasiones me pregunto si lo que estoy enseñando a mis alumnos es relevante para ellos.  Es un desafío que debo sortear diariamente conmigo misma y por qué no, con otras colegas.  Por qué nos cuesta tanto.  Cómo hacemos para brindar diferentes propuestas, respetando las diferencias.  En el blog de Liliana Dávila encontré esta frase que me llevó a realizar la siguiente reflexión.