¡Y el desafío en “Twitter” llegó a su fin!

Luego de tres semanas intensas, ¡logré terminar el desafío en Twitter!

Si bien al principio me incomodó, logré enfocarme y disfrutar del mismo.  Además, aprendí a pedir ayuda o consejos cuando lo creí necesario.

Este desafío me permitió también conocer un poco más a las colegas que me acompañan en este cohorte, ver que tienen las mismas inquietudes, dudas, aciertos, muchas ganas de aprender, seguir capacitándose, compartir estrategias, reflexiones y consejos.

Lo bueno es que nunca dejamos de aprender, creo que es una de las características más ricas de nuestra profesión.  Lo digo porque nunca había hecho una encuesta en Twitter. Busqué información en YouTube, pregunté, etc.

Ahora voy a disfrutar de este momento y sé que prontito deberé enfrentar otros desafíos, en este camino de interminables aprendizajes…

¡Una semana de desafíos cumplidas!

Y la primera semana en el Twitter  llegó a su fin…

Finalmente disfruté los desafíos de la primera semana.  Logré relajarme, consultar con mis colegas, pedir ayuda y consejos.  De eso se trata, de avanzar sin miedo  a ¡e-qui-vo-car-me!

Realmente fue una semana complicada debido a que justo coincidía con el cierre de trimestre, de boletines, citación a padres, pero lo primordial es saber organizarse y aprovechar los tiempos.

Ahora, más relajada, puedo sentarme a escribir y disfrutar del nuevo desafío semanal que me espera.

¡Desafíos!

Hoy comencé un nuevo desafío, el cual durará 15 días!  ¡Sí, 15 días!

Día 1. El primer desafío: ¿Cómo ser un aprendiz para tus alumnos?

¡Hoy comencé el primer desafío que realmente me incomodó!  ¿Por qué?  Porque me considero una persona a la cual le gusta explayarse en sus reflexiones.  Pensando que sería dentro de todo fácil de llevar a cabo, encendí la computadora, leí la propuesta, tomé una hoja, pensé acerca del desafío propuesto, escribí, borré, volví a escribir y una vez que quedé conforme ante mi respuesta, me dí cuenta que ¡debía respetar el tema de los 280 caracteres!  ¡Oh! ¡No!

Comencé a escribir mi reflexión y mientras lo pasaba veía que el circulito comenzaba a cerrarse y todavía no había llegado al núcleo de mi mensaje.  Desesperación, borré.  Tomé nuevamente mi hoja borrador e intenté sintetizar.  Pero sentía que no lo lograba.

Esta situación, me permitió darme cuenta que tengo un impedimento en cuanto a la nueva forma de escritura, de comunicación.  Como no podía lograrlo, recurrí a varios colegas que utilizan Twitter y escuché cada una de sus opiniones.  Pero hubo una colega, que me dio unos tips increíbles.

Pero luego de respirar varias veces, decidí tomar nuevamente mi hojita borrador y probar una vez más.  Y así lo hice.  ¡Logré cumplir con el 1er desafío!  Sentí mucha alegría, aunque en realidad no quedé conforme con mi mensaje.  Con mi reflexión final.

En conclusión… 1) creo que necesito indagar más en cuanto a la forma de escribir un Tweet.

2) ¡Qué bueno poder contar con colegas expertos en el tema!

Bueno, ¡misión cumplida!  Y ahora me enfrentaré al 2do desafío…¿lo lograré?